Ahora vender en Instagram y Facebook ya es una salida laboral

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email

El consumo en la Argentina no muestra señales de recuperación. Las ventas en los supermercados y shoppings han caída a un ritmo alarmante: 14,5% y 16,6%, respectivamente, y acumulan nueve meses en rojo.

El resto de los comercios no la está pasando mejor: en lo que va del año más de 7.000 locales bajaron sus persianas. En tanto, se calcula que cada día un promedio de 50 Pymes dejan de operar. A esto, hay que agregarle que los salarios vienen perdiendo contra la inflación y que el desempleo ya marca un 9%.

Ante este escenario tan crítico, cada vez más argentinos deciden -ya sea obligados por las circunstancias o por iniciativa personal- apostar un emprendimiento propio que le permita hacerse de un ingreso extra. En algunos casos, funciona como un complemento a su salario. En otros, directamente como un sustituto.

Una de esas fuentes de recursos es la venta de productos y servicios por Internet, que creciendo sostenidamente a pesar de la crisis. De acuerdo con la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE):

– A través de la web ya se han despachado poco más de 120 millones de productos en doce meses

– Esa cifra equivale a un avance interanual del 25%, medido en cantidades

– En términos de facturación, la cuenta da unos $230.000 millones, lo que supone un alza cercana al 50%

Uno de los puntos de venta online “preferidos” por los argentinos es Mercado Libre, en el que más de 80.000 personas ya viven de la comercialización de todo tippo de productos. Pero, en estos últimos meses han venido ganando fuerte protagonismo otros players: el MarketPlace, Instagram y el muro de Facebook que, al no cobrar comisión, rankean alto entre las opciones más elegidas por los argentinos.

Se trata de canales de comunicación directos entre vendedores y compradores: no se cobra por publicar ni tampoco por los envíos. Además, se conoce al vendedor y funciona muy bien el “boca a boca virtual”, por lo que los emprendimientos crecen más rápidamente.

Fuentes consultadas por iProUP afirman que ya hay casi 8 millones de argentinos que interactúan en la gran vidriera de Facebook para comprar, vender o simplemente observar el menú de productos y servicios ofrecidos. De ese total, más de un millón se dedican a transaccionar bienes y servicios.

Más allá de la compra o venta puntual, en las redes sociales están apareciendo proyectos más “artesanales” que ofrecen productos que no están presentes en el circuito tradicional y que gozan de un fuerte diferencial. Además, aprovechan la tracción de los buenos comentarios y de los likes.

Leé el artículo original publicado por iProUp.

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on email